Ultimate magazine theme for WordPress.

largas colas en casas de empeño en el centro de Mérida

0 239

 

Foto: Amayrani Pacheco – La Vieja Guardia

Debido al coronavirus, las personas en Mérida recurren a las casas de empeño para obtener algo de dinero.

Merida Yucatán – La situación económica es apretada. Muchos residentes de la ciudad de Mérida se han quedado sin dinero, pero las facturas deben pagarse. Al estar encerrados en sus hogares, las personas consumen más agua, más luz y más alimentos. Las facturas de CFE se han vuelto más caras, al igual que las facturas de agua y los refrigeradores se están vaciando. La gente necesita dinero.

Las medidas aplicadas por la pandemia de coronavirus se están traduciendo en una inevitable crisis económica que ya está comenzando a sentirse en Mérida, por lo que decenas de personas en la ciudad rompieron la cuarentena para empeñar sus bienes materiales.

La famosa casa de empeños mexicana ‘Monte de Piedad’ estaba abarrotada de personas que querían empeñar sus pertenencias. La incertidumbre económica de cientos de familias yucatecas que viven día a día les obliga a empeñar lo poco que tienen.

Desde temprano en la mañana, docenas de personas abarrotaron el ‘Monte de Piedad’, y esto se reflejó en las largas filas que bordeaban las calles que rodeaban la casa de empeños.

Según el testimonio de uno de los presentes, las “despensas” (suministros de alimentos) proporcionadas por el Gobierno del Estado y el municipio no son suficientes para alimentar a todos, por lo que las personas se ven obligadas a empeñar algo valioso para llevar alimentos a sus familias.

Yucatán se encuentra en la fase tres de la contingencia del coronavirus, la etapa de mayor propagación del virus. A pesar del grave riesgo de contagio, largas filas rodearon el bloque adyacente a la casa de empeño. Actualmente, las casas de empeño juegan un papel crucial en Yucatán, ya que debido al cierre de negocios no esenciales, muchos yucatecos se quedan sin trabajo y recurren a empeñar lo poco que tienen para sobrevivir.

Foto: Amayrani Pacheco – La Vieja Guardia

La situación se está volviendo más difícil cada día. En Yucatán, el gobernador Mauricio Vila hizo un esfuerzo sin precedentes y ofreció programas de apoyo. Sin embargo, estos, desafortunadamente, no son suficientes, ya que el gobierno de Yucatán no está recibiendo la misma cantidad de recursos económicos del gobierno federal.

El sector empresarial mexicano no puede seguir pagando salarios sin ingresos, por lo que muchas empresas ya han despedido a sus empleados. En México, ni las empresas ni el ciudadano promedio están recibiendo apoyo del gobierno federal, que ha dejado a la población a su suerte.

Comentarios
Cargando...